viernes, 15 de agosto de 2008

El uso de la servilleta




Continuando con información sobre el protocolo en almuerzos y cenas, las preguntas sobre el uso de la servilleta, lo cual es sencillo pero siempre surgen dudas, les comentare su uso y algunos tips para no olvidar.




Es uno de los elementos más básicos de cualquier mesa y debe utilizarse tanto para una comida formal como informal. Las hay de tela y de papel, lisas y estampadas, grandes y pequeñas; pero todas cumplen la misma función: limpiarnos de cualquier resto de comida o bebida que se nos haya podido quedar en los labios. Pero, ¿sabemos cómo deben usarse correctamente las servilletas en una comida?Para empezar, a la hora de colocarlas en la mesa deben doblarse de forma rectangular o triangular, y situarse encima del plato o a la izquierda; y si tiene algún bordado, poner éste boca arriba. Cuando empecemos a comer debemos tomarla de la mesa, desplegarla suavemente y colocárnosla sobre las piernas. Así, sólo la utilizaremos en los momentos debidos; es decir, antes y después de beber, ya que de esta manera evitamos que se ensucien las copas, y para limpiarnos de cualquier mancha o resto de comida.




Tras la comida, llega la otra gran duda: ¿qué hacemos con ella cuando hemos terminado? Mucha gente la dobla y la coloca a la derecha del plato, pero, según las normas del protocolo eso no está bien hecho, ya que puede confundir y hacer pensar que la servilleta no se ha usado durante toda la comida. Por eso, lo más correcto es tomarla y dejarla tal cual, es decir un poco arrugada, a la izquierda del plato. Eso sí, deberemos fijarnos y colocarla por el lado que menos la hayamos ensuciado.

Algunos tips

La servilleta usualmente se ubica en la mesa, sobre el plato doblada en dos o en forma de triángulo, en el último caso la punta mira hacia el invitado)

Se debe desdoblar debajo de la mesa (sin sacudir)

Para utilizarla se levanta doblada.

Si uno se levanta a bailar o el baño, o sea va y vuelve, se deja sobre el lado derecho o en la silla (esto significa que vuelve a su lugar y continua con la cena o almuerzo)

Si termino de comer, se apoya en el lado izquierdo del plato, como mencionamos antes, un poco arrugada.

“Es descortés usar la servilleta para secarse la cara; lo es más todavía frotarse los dientes con ella; y sería una de las mayores groserías servirse de ella para sonarse. También es una vulgaridad limpiar los platos y fuentes con la servilleta” (Reglas de cortesía y urbanidad cristiana, Juan Bautista de la Salle, año 1703).

2 comentarios:

Ladonna dijo...

Si veo a alguien secarse la cara con la servilleta me da un pasmo, aghh. Lo de la silla tengo que decírselo a mi "madrastra", que siempre me riñe por hacerlo.
Besitos guapa!

Antowedding dijo...

Ladonna es horrible ver a alguien que utilice mal algo tan útil y diario.

Buenisimo lo de la silla!! que no te rete más!