miércoles, 10 de diciembre de 2008

Huevos a Santa Clara, para que no llueva en tu casamiento

Este tema que voy a escribir me lo recomendó Flor de Mar del Plata, me envió un archivito con mucha info sobre la Tradición de llevar huevos a las monjas para que el día de tu fiesta no llueva.


Hablo con sinceridad yo no lleve los huevos pero el día de mi boda, llovió muchisimo, gracias a Dios, al salir de la Iglesia paro un ratito y toda la fiesta se realizo en un salón no hubo ningún tipo de problemas. Todo el mundo me decía que el que se casa con lluvia es una bendición, es amor eterno. Quizás me lo decían para que no me ponga mal, no lo se, igualmente ni la lluvia ni el mal tiempo nos arruino nuestro gran día. "Novia mojada, novia afortunada"

Igualmente para es ideal llevar los huevos si tu fiesta se realiza en una Quinta o al aire libre, no se pierde nada con intentarlo. La oración es una protección que siempre es bien recibida.
Un poco de historia

Al sucederse las generaciones en el correr de los tiempos, las costumbres y tradiciones meteorológicas han ido desapareciendo o han evolucionado tanto, que casi nos resultan irreconocibles. Es el caso de la antigua práctica de llevar la novia una docena de huevos a un convento de clarisas para que no lloviese el día de su boda.
Esta tradición puede considerarse un claro ejemplo de cómo la Meteorología, antes de ser Ciencia, había establecido un sistema para garantizar ambientes atmosféricos agradables en una de las fechas más importantes de la vida humana, el día de esponsales.

Las bodas, antiguamente se celebraban fuera de la iglesia, al aire libre, en el atrio del edificio, por lo que contar con tiempo grato era muy deseable. Además, la presencia de eventos meteorológicos ajenos a lo que se consideraba buen tiempo estaban penados con una terrible carga supersticiosa.
Hoy sabemos que la superstición es un vano presagio sobre cosas fortuitas, pero hace siglos, la presencia de lluvia en una boda se tenía como augurio de desgracias para la nueva familia, que harían llorar a la novia durante el resto de su vida. Otras veces, los vaticinios convertían a la novia en persona vaga, sucia, o madre de infinidad de hijos... Así que la novia, por lo que le tocaba, era quien se encargaba de llevar la docena de huevos al monasterio de clarisas franciscanas más cercano y encargar a las religiosas que pidieran expresamente a Santa Clara la gracia del buen tiempo, sin lluvia, en el día de su matrimonio.


Santa Clara, que vivió en el siglo XIII en Asís, es la patrona de los fareros, los pescadores y de los navegantes. Mas recientemente, Pío XII la hizo también patrona de la televisión. Santa Clara no es, en realidad, patrona del buen tiempo, sino protectora de la paz en el matrimonio, pero se ha asociado su nombre al «tiempo claro».

En estos tiempos, la tradición de llevar huevos a un monasterio de Clarisas antes de una boda se ha popularizado. La mayoría de las novias que se casan por la Iglesia así lo hacen y empiezan a
hacerlo también quienes contraen matrimonio civil. Es rara la ofrenda de una sola docena, lo normal es que se ofrezcan dos o más, que con relativa frecuencia suelen ser docenas de trece huevos. A veces, acuden al convento los dos contrayentes y acostumbran a visitar a las religiosas; pero también los oferentes más numerosos prefieren dejar los huevos de forma anónima en el torno de estos monasterios de clausura, acompañados de una nota en la que se indica la fecha y hora de la ceremonia matrimonial.


Donde llevo la ofrenda?


  • En Capital Federal, hay que llevarle los huevos a las monjas Benedictinas, se encuentran en la Abadía de San Benito de Palermo que queda en Luis María Campos, frente del Solar de la Abadía.
  • El Monasterio Santa Clara, de la Orden de las Hermanas Pobres de Santa Clara, está situado en Rivadavia 638, de la localidad de Moreno, provincia de Buenos Aires. Si no se va con un medio propio de movilidad, puede tomarse el tren de la línea T.B.A. (ex Sarmiento) que va a Moreno y que deja a 8 cuadras del Monasterio. O bien el colectivo 57 en Plaza Italia. Bajar en el hospital de Moreno, a 3 cuadras del Monasterio.

Consulten antes de ir con la ofrenda, si hay algun dia, horario especial que reciben los huevos.

La costumbre de llevar huevos a las clarisas para que pidieran buen tiempo en fechas de bodas, bautizos, primeras comuniones, procesiones... hace más de diez años ya se había ampliado a viajes, conmemoraciones y otras celebraciones que no tenían ningún carácter religioso